Categorías

Raumer quimico inox 10 x 80 Ampliar

Raumer quimico inox 10 x 80

El tensor inox SUPERSTAR Ø10 con una largueza de la espiga de 80 mm, es seguramente el resinado más utilizado y apreciado en todo el mundo.

Más detalles

Raumer 160


Precio 5,00 €



Combinación no disponible
Tienda
Raumer

SUPERSTAR”  inox Ø10x80

 Peso gr. 123    

El tensor inox SUPERSTAR Ø10 con una largueza de la espiga de 80 mm, es seguramente el resinado más utilizado y apreciado en todo el mundo.
 
Este “primado” se debe esencialmente a las siguientes características:

  1. Está realizado en acero inox AISI 304 L. En casi la totalidad de las situaciones ambientales es totalmente resistente a la corrosión y su durabilidad esta garantizada por lo menos 10 años.
  2. La espiga posee una superficie moleteada, de forma marcada, por un largo de 50mm. Este sistema de “sujeción” de la resina resulta desde hace mucho tiempo el más resistente y confiable, especialmente si se lo confronta con resinas que poseen solo algunos surcos trasversales o peor todavía, solo algunas punzonaduras marcadas longitudinalmente sobre la espiga, sistema este ultimo muy poco fiable y peligroso.
  3. El particular modelado del ojal del tensor, fue estudiado para permitir una óptima resistencia a la caída, sea con esfuerzo de corte que a la extracción. La resistencia a la extracción, registrada 35 Kn, resulta a través de los test, notablemente superior a los 50 Kn.

Además, dicho ojal permite de introducir con facilidad, cuando es necesario, al menos dos mosquetones contemporáneamente o de inserir una cuerda de Ø10mm plegada y aplastada dentro de él.
El ojal del tensor SUPERSTAR permite de efectuar descensos en “moulinette” sin arruinar minimamente la malla de la cuerda, debido a que la superficie es perfectamente lisa, sin arrugas o babas de corte.
4.   La superficie de este anclaje (como aquella de todos nuestros anclajes y descuelgues para escalada), está realizada de color gris claro, ligeramente opaco, para crear un efecto visivo de menor impacto ambiental, debido simplemente a que“se ve menos”.
 
INSTRUCCIONES  para una correcta introducción de los anclajes resinados RAUMER:
La instalación de los anclajes mediante cola química es, dentro de todo simple, pero al mismo tiempo muy delicada. Si no se presta atención a todas las indicaciones de uso, la sujeción y la consecuente resistencia a la extracción pueden ser seriamente comprometidas.
 
Esencialmente proponemos dos tipos de colas químicas:
A)    MEDIANTE RESINA BICOMPONENTE EPOXI, CONTENIDA EN CARTUCHO PREDISPUESTO.
B)     MEDIANTE RESINA POLIESTER CONTENIDA EN AMPOLLA DE VIDRIO.
 
A continuación damos algunas indicaciones de base relativas a los dos sistemas de fijación.
 

Sistema A:

1.      Elegir un área de la roca sin fisuras, maciza y posiblemente que no sea en correspondencia a bordes o extremidades.
2.      Percutir con el martillo el área elegida para asegurarse de la consistencia de la roca.
3.      Realizar el orificio perpendicularmente al plano de perforación. (Atención! El orificio deberá tener un diámetro de 2mm mayor al diámetro de la espiga). La profundidad no deberá superar en más de 5 mm la largueza de la espiga del anclaje elegido. Esto sirve para evitar un inútil desperdicio de resina que puede ser utilizada.
4.      Limpiar el orificio mediante la bomba de aire predispuesta o mejor todavía con un simple caño de goma, soplando dentro enérgicamente. Equiparse con adecuada escobilla para eliminar completamente el polvo al interno del orificio.
5.      A través de una pistola inyectora adecuada inyectar la justa cantidad de resina sobre el fondo del orificio.
6.      Introducir el tensor hasta que el ojal apoye contra la roca y luego producir algunos semigiros breves para hacer penetrar completamente la superficie de la espiga en la resina.  Una pequeña parte de resina debe salir del borde del orifico para testimoniar el completo rellenado. Posicionar el anclaje en la dirección de sujeción. Mientras se  realizan todas estas operaciones es buena norma protegerse las manos con guantes de látex.
7.      En el caso de instalaciones bajo techo, son validas las indicaciones precedentes hasta la introducción del anclaje. Mientras una vez posicionado es necesario tenerlo en posición, haciendo pellizcar un par de “mondadientes”  (o algo similar), entre el borde del orificio y la superficie de la espiga. Sin este pequeño advertimiento el anclaje tiende, con su peso, a desengancharse del orificio vertical. Una vez obtenido el endurecimiento se quitarán sin problemas estos dos palillos (quebrándolos a la base).
8.      Después del resinado no utilizar el anclaje antes que sean transcurridas 24 horas, o mejor todavía si después de 2/3 días.
 
Sistema B:
Para la fijación química a través de cola en ampollas de vidrio son validas las indicaciones del método A hasta el punto 4 inclusive. Sucesivamente es necesario:
1.      Coger una ampolla de resina poliéster y estrecharla algunos segundos entre los dedos; la temperatura de la mano tiende a fluidificar la resina contenida en el interior y a hacerla depositar en el fondo, mientras el aire ocupa la parte superior. Introducir la ampolla en el orificio limpio, prestando atención de que el aire en la ampolla sea orientado hacia el externo.
2.      Introducir el anclaje en el orificio ocupado por la ampolla y con golpes de martillo romperla. Golpeando con fuerza en la cabeza del ojal del anclaje y contemporáneamente, rotando el mismo con 10 giros como mínimo, se obtendrá la fijación definitiva.
Es muy importante seguir con cuidado esta operación debido a que es fundamental que la ampolla del catalizador contenida en el interior de la ampolla, rompiéndose permita al endurecedor de mezclarse completamente con la resina poliéster. Solo con esta premisa la cola poliéster es eficaz!
Nota: sinceramente la operación antes descripta implica una cierta dificultad (la presencia de la ampolla en el orificio opone una fuerte resistencia a la introducción del anclaje).
A este propósito la RAUMER ha proyectado un pequeño dispositivo (Art.302) para utilizar con taladros SDS Plus que permite la fijación óptima de los anclajes en  pocos segundos y sin algún esfuerzo.
3.      Una vez realizado el encolado, orientar el ojal en la dirección de caída y esperar al menos 24 horas antes de utilizar el anclaje.
 
Ra =  35   Kn                      Rt =  35 Kn

No hay comentarios de clientes por ahora.

Escribe tu opinión

Raumer quimico inox 10 x 80

Raumer quimico inox 10 x 80

El tensor inox SUPERSTAR Ø10 con una largueza de la espiga de 80 mm, es seguramente el resinado más utilizado y apreciado en todo el mundo.

Escribe tu opinión

13 productos de la misma categoría:

Anterior
Siguiente